El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, condenó este miércoles las agresiones contra diputados opositores en Venezuela yreiteró su llamado al diálogo a las partes para resolver la severa y violenta crisis en el vecino país.

“Nos llegan noticias nuevamente de violencia en Venezuela. En esta ocasión violencia en el templo de la democracia, que es el recinto de la Asamblea Nacional, y como demócratas tenemos que condenar esa violencia”, dijo Santos durante un acto en el fronterizo departamento de César.

Al menos cinco diputados fueron heridos, luego de que simpatizantes del gobierno de Nicolás Maduro forzaran el ingreso al Parlamento venezolano con palos y tubos, en momentos en que se celebraba una sesión solemne por el Día de la independencia.

Durante los incidentes también se detonaron bombas de estruendo en los jardines y pasillos, desatando caos y pánico.

En un comunicado, la cancillería colombiana también hizo un llamado al gobierno de Maduro a garantizar “la seguridad de los miembros de los poderes públicos y se respete su autonomía, establecida en la Constitución de ese país”.

Venezuela vive una alta tensión por protestas opositoras que dejan 91 muertos en más de tres meses y que exigen la salida del presidente Maduro.

Desde que las manifestaciones contra Maduro se tornaron más violentas, Bogotá ha instado a reanudar los diálogos entre la oposición venezolana y el gobierno, e incluso fue parte de una de las delegaciones participó en negociaciones que finalmente fracasaron.

Quiero “hacer nuevamente un llamado a que se sienten a negociar el gobierno y la oposición para encontrar una salida pacífica, democrática” a la crisis, dijo Santos.

“Si nosotros podemos poner nuestro granito de arena. lo haremos como está dispuesta toda la comunidad internacional”, agregó.

EI

Anuncios