Foto: German Ferrer / Informe 21

 

El diputado chavista Germán Ferrer, esposo de la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, desmintió este jueves que un tribunal de Caracas hubiera dictado una orden de arresto contra la funcionaria, tal como aseguraron algunos medios locales que citaron como fuente al propio parlamentario, reseñó EFE.

“No nos sorprende ninguna acción pero hasta el momento no hay ninguna orden, fue una información extraoficial que se ha desvanecido”, afirmó, en declaraciones al portal local El Estímulo, Ferrer, chavista crítico, al igual que su esposa, con el presidente Nicolás Maduro.

El rumor sobre la emisión de una orden de detención contra ella circuló horas después de que la Fiscalía impidiera el acceso a su sede a la vicefiscal Katherine Haringhton, nombrada esta semana por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) tras anular la designación de otra persona realizada antes por Ortega al considerar que presentaba irregularidades.

“Denunciamos la pretensión arbitraria de la Vicefiscal nombrada por el TSJ de ingresar al Ministerio Público”, escribió hoy en su cuenta de Twitter Ortega, que se enfrenta a un antejuicio de mérito después de que el Supremo aceptara la denuncia de un diputado oficialista por supuestas “faltas graves” en el desempeño de sus funciones.

El TSJ -que anunció el pasado martes que decidiría si hay motivos para enjuiciarla en un plazo de cinco días- ha dictado como medidas cautelares contra Ortega la congelación de sus cuentas bancarias, además de la prohibición de salida del país.

La fiscal se ha convertido en una de las voces institucionales más críticas con el Gobierno y el TSJ, a los que ha acusado de romper el “hilo constitucional” en el país y de convertir a Venezuela en un “estado policial”.

Anuncios