Gustavo Dudamel

“No se puede imaginar cómo me duele mi país. A pesar de estar viajando por el mundo, soy demasiado venezolano”, expresó el director de orquesta Gustavo Dudamel.
El larense ofrecerá un concierto este viernes en la plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela (noroeste de España).
Aseveró que ve a Venezuela sumida en un momento de “mucho ruido”, en vez de aprovechar sus potencialidades para crecer y dar bienestar a todos sus ciudadanos.
“Lo más importante en este momento es encontrar esos puntos de encuentro, esos puntos de unión para que Venezuela pueda nuevamente encaminarse por un sendero de productividad y de paz”, expresó el criollo, quien dirigirá  la Novena sinfonía de Beethoven “una melodía a favor de la fraternidad y la solidaridad”.

La Verdad.

Anuncios