La convocatoria a la Asamblea General Extraordinaria de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos (AIAMP) fue realizada por la Fiscalía boliviana, que ostenta la presidencia temporal de ese grupo.Trabajadores del Ministerio Público impidieron que vicefiscal Katherine Harrington asumiera su cargo

Buenos Aires.- La vicefiscal general designada por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Katherine Haringhton, acudió este jueves a la Asamblea General Extraordinaria de la Asociacion Iberoamericana de Ministerio Públicos (Aiamp) en Buenos Aires, Argentina, donde le fue negado el acceso por fiscales internacionales.

Una fuente del Ministerio Público argentino le informó a AFP que a Haringthon “no se le permitió el ingreso porque el conjunto de los fiscales y procuradores entiende que la fiscal general es Luisa Ortega y en su lugar se permitió la participación de su representante, Patricia Parra”.

En esa reunión, según la agencia de noticias AFP, la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, intervino vía telefónica para exponer la situación legal a la que ha sido sometida por el TSJ.

“Se me prohibió la salida del país. Se me congelaron mis cuentas”, señaló a sus colegas Ortega Díaz a través de una videoconferencia. 

“Tenemos que avanzar con la convicción y certeza de que es la Constitución la que marca nuestro proceder”, añadió la fiscal, convencida de que en su país “hay una distorsión” del sistema republicano establecido por la Constitución. 

Ortega Díaz también criticó que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) destituyó un fiscal “y nombró de manera inconstitucional otro funcionario” y desveló que, a pesar de que fueron citadas varias personas en la investigación por los supuestos sobornos pagados en el país por la constructora brasileña Odebrecht, “el Ministerio de Justicia” obstaculiza la causa. 

Ortega es una de las voces institucionales más críticas contra el Gobierno de Nicolás Maduro y contra el Tribunal Supremo de Justicia, que algunos sectores acusan de sumisión al presidente. 

Esta posición le ha valido procesos legales en su contra con el argumento de que ha cometido “faltas graves” y el desarrollo de un antejuicio de mérito. 

“No nos corresponde opinar sobre la situación de otro país, salvo sobre la afectación de la independencia del Ministerio Público”, estableció la fiscal general argentina, Alejandra Gils Carbó, quien mantiene una fuerte afrenta con el Gobierno de Mauricio Macri -que busca destituirla- y en alguna ocasión se ha comparado con Ortega. 

Es así que Gils Carbó señaló que la ley venezolana prevé la remoción del jefe de los fiscales por la Asamblea Nacional “y no por un fallo del Tribunal Superior de Justicia”

En las últimas semanas, Ortega se ha mostrado convencida de que existe un “terrorismo de Estado” en Venezuela y ha recriminado a las autoridades haber convertido la nación en un “estado policial” en el que ha habido una ruptura del “hilo constitucional“. 

Fiscales generales de 17 países de Iberoamérica iniciaron hoy una reunión en Buenos Aires para analizar la situación de la fiscal general, Luis Ortega Díaz, quien está sometida a un antejuicio de mérito de carácter penal impulsado por el Gobierno Nacional para separarla de su cargo. 

La convocatoria a esta Asamblea General Extraordinaria de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos (AIAMP) fue realizada por la Fiscalía boliviana, que ostenta la presidencia temporal de ese grupo. 

Estas denuncias se realizan cuando en el país se desarrolla una ola de protestas antigubernamentales que ha dejado más de 90 muertos y cientos de heridos y detenidos. 

Los principales objetivos de la AIAMP son estrechar los vínculos de cooperación, solidaridad y enriquecimiento profesional recíprocos entre los miembros.

EU

Anuncios