Denuncian que deben registrar en una data a los empleados públicos para votar el 30 de julio y el sistema está conectado al CNE

 

El planteamiento de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), promovida por el presidente Nicolás Maduro, ha derivado al país muchas expectativas sobre el proceso de votación que realizarán los electores el próximo 30 de julio. El Consejo Nacional Electoral (CNE) promovió un proceso de simulacro para que la ciudadanía pudiera acoplarse a cómo será la votación.

Simulacro que no cumplió las expectativas según denunciaron simpatizantes antichavistas; sin embargo oficialistas y hasta la presidenta del CNE, Tibisay Lucenas, describió la gestión de exitosa. Varios han sido los comentarios que han generado figuras de la política en la que tildan la constituyente como “fraudulenta”, e incluso adversarios al gobierno afirman que no ganarán la elección, aunque la mayoria de los constituyentistas que participarán son adeptos al gobierno.

Los funcionarios públicos han tenido un “acoso de psicoterror” para participar de una manera obligada en la ANC, pues así lo describen unos empleados que poseen buen cargo dentro de la administración pública, que por razones de seguridad y estabilidad laboral prefieren dejar sus nombres y empresa donde laboran en anonimato.

“Nos obligan a votar el 30 de julio (..) me dieron una data en la que tengo que inscribir a los empleados para que voten; al momento de registrarlos el sistema traía toda información de la persona (…) esa data está conectada al CNE” sentenció uno de los empleados en medio de nostalgia.

Además de esto precisó que las reuniones que les realizan han sido mas seguidas, varias personas se han sentido amenazadas de alguna u otra manera para votar forzosamente en esa elección; terminó declarando.

Por otro lado otra persona denunció que le han dado usuarios y contraseñas donde deben inscribir la lista completa de los trabajadores y que éstos deben ir a votar quieran o no, como mínimo deben ser 10 trabajores públicos de cada jefe de departamento.

El presidente Maduro, ha declarado en días anteriores que los empleados que laboren para el estado deben ir a votar por el proceso, al mismo tiempo que pidió la lista de nómina de todas las instituciones.

“No nos habían dicho nada, la noticia nos sorprendió, no es tanto ir a votar, sino que si estamos en democracia cada quien vota por su preferencia” acotó el empleado.

Las personas no descartaron en dirigirse a sus centros de votación a ejercer el derecho al sufragio, pero de no hacerlo “está en juego su trabajo” pues han sido intimados con ese tipo de represalias, aun asi enfatizaron el gran descontento que esto generó dentro de la institución.

Cabe destacar que para esta acceder a esta información, los trabajadores no quisieron que se les tomara audio o fotografía, porque atenta contra su integridad personal, pues así lo mencionaron.

El país está sumergido en una ola de protestas organizadas por la oposición venezolana, luego que en el mes de abril se denunciara la ruptura del hilo constitucional por parte de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz.

Los opositores han expresado en las calles durante 115 días de protestas en las que han muerto 100 personas según cifras del Ministerio Público el rechazo a la gobernabilidad de Maduro, del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del CNE; poderes que manifiestan se encuentran a la orden de la cúpula chavista.

Tambien la causa de las protestas que se mantienen en “resistencia” es en rechazo a la Constituyente promovida desde el 1° de mayo cuando el presidente nacional dio a conocer esa noticia y que el CNE dio luz verde para la elección.

El órgano electoral dejó aplazada las elecciones regionales que debieron realizarse  en diciembre del año pasado y que las fijaron para diciembre de este año, las cuales están en veremos según la declaraciones de la rectora Socorro Hernández al diario El Panorama, quien manifestó que las elecciones de alcances y gobernadores dependerá de la ANC.

 

 

Anuncios