Aunque los funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) no presentaron una orden de captura contra el Alcalde del municipio Iribarren, Alfredo Ramos y no hubo presencia de fiscales del Ministerio Público, lograron detener al burgomaestre acusado este viernes por el Tribunal Supremo de Justicia de desacato a orden constitucional.

El funcionario fue sacado de su despacho en el Palacio Municipal, a pesar de que los trabajadores y seguidores trataron de impedir las acción del SEBIN. El alcalde fue golpeado y esposado.

El Síndico del municipio, Jesús Pérez señaló que se trata de un “secuestro” pues aseguró que no había orden, ni presencia del Ministerio Público, además del fuerte despliegue de funcionarios de  el SEBIN, GNB, PNB.Agregó que esto debe  servir “como una razón más para salir estos dos días a boicotear la Constituyente”.

El alcalde fue trasladado hasta la sede del SEBIN en Barquisimeto, ubicada en la calle 60.

EI

 

Anuncios